El regimen alimenticio


La alimentación es primordial, ya que un músculo en crecimiento (sobre todo cuando se alarga el músculo y se le obliga a "crecer") necesita muchas calorías. Una elongación de 8 a 10 cm puede requerir más de 50000-70000 Kcal suplementarias, es decir unas 500-1000 Kcal/día adicionales, que idealmente deberían proporcionarse en la fase de elongación. Durante las competiciones, el entrenamiento muscular puede necesitar hasta 600 Kcal/hora de actividad atlética completa. En una elongación los músculos son sometidos a una dura prueba y su aumento de fuerza y adaptación sólo se realizarán si se tienen en cuenta sus necesidades biológicas.

El aporte de calcio también es importante tanto para el músculo como para el hueso. Para activar el mecanismo de asimilación alimenticia y de crecimiento, el régimen debe completarse tomando vitaminas, oligoelementos y aminoácidos, sobre todo esenciales.



Imagen sobre : Algunos de los suplementos que se pueden utilizar en las elongaciones (proteínas, glucosaminoglucanos, etc.).

La pérdida de peso demuestra que las elongaciones suelen tener un impacto metabólico negativo en el organismo. Para evitarlo hay que seguir un régimen adaptado.

Los mecanismos de debilitamiento están estrechamente relacionados con una deficiencia de calorías durante las elongaciones. Además del aporte calórico adicional necesario, la relajación muscular y psíquica se puede estimular con relajantes musculares (benzodiazepinas de tipo Myolastan u otras).

A veces la administración de hormonas de crecimiento u otros elementos es necesaria y útil para apurar la cicatrización ósea y la adaptación de los tejidos blandos.


     

Docteur Jean-Marc GUICHET, MD, PhD, Doct Sci - Centre Phocea, 14 Blvd Gustave Ganay 13009 Marseille
Téléphone : +33 (0) 491.777.547 contact@allongement-os-grandir.com