Cadera


A nivel del cotilo (la parte hueca de la pelvis que se articula con la cabeza del fémur), lo más común es la displasia. El cotilo, en vez de ser esférico, está deformado, estirado y a veces presenta una doble cavidad.
A nivel del fémur, puede haber varo de cadera, e incluso una retroversión u otras anomalías asociadas (por ej.: fémures cortos congénitos). A veces, la cabeza femoral se deforma y tiene un doble contorno (por ej. : en las osteocondritis).

(Poner el cursor sobre la foto para conseguir la leyenda)

La cadera derecha (a la izquierda) está en varo (de más de 90°) y retrotorsión (de 90°). Las deformaciones que presenta son considerables. La cadera izquierda (a la derecha) es normal.


A nivel de la cadera, la posición de la zona de crecimiento es muy importante para garantizar una osificación normal del hueso y un crecimiento correcto. En la figura anterior, en el medio de la cabeza femoral izquierda (a la derecha de la imagen) se puede observar que la zona de crecimiento es prácticamente horizontal. A nivel de la cadera derecha (a la izquierda de la imagen), el cartílago de crecimiento de la cadera ha basculado casi 90° hacia dentro con respecto al otro lado.
Como se ha visto en el apartado 'traumatología' al estudiar el cartílago de crecimiento, las células y columnas cartilaginosas están orientadas perpendicularmente a la línea del cartílago de crecimiento. En el caso anterior, las columnas son prácticamente verticales en la cadera de la izquierda, mientras que en la cadera de la derecha son horizontales. Por lo tanto, a nivel de la cadera derecha no están estimuladas y son como pilas de platos puestos de canto. No funcionan bien, lo que explica el retardo de osificación de la zona media del cuello del fémur. Se puede decir que a este nivel medio del cuello del fémur, hay un retardo de osificación. En la base del cuello se puede ver una línea oblicua oscura, que en realidad es una rotura entre el cuello y la metáfisis femoral. Las tensiones anormales en flexión (varo) del cuello femoral provocan una rotura ósea, dando lugar a una "pseudoartrosis" donde la osificación resulta difícil.
La solución consiste en reorientar la zona de crecimiento para que ésta pueda trabajar normalmente y ser estimulada.

(Poner el cursor sobre la foto para conseguir la leyenda)

La corrección con placa del caso anteriormente expuesto permitió corregir en gran parte la orientación de la cadera y del cartílago de crecimiento, aunque no totalmente. La retrotorsión se pudo corregir por completo. Se produjo la osificación de la parte media del cuello, pero esto no permitió una fusión completa de la unión cuello/metáfisis. Las tensiones todavía son anormales, lo que puede conducir a una reintervención. En cambio, la discrepancia de longitud de los fémures remitió un 10%.


     

Docteur Jean-Marc GUICHET, MD, PhD, Doct Sci - Centre Phocea, 14 Blvd Gustave Ganay 13009 Marseille
Téléphone : +33 (0) 491.777.547 contact@allongement-os-grandir.com