Complicaciones


Las complicaciones se pueden clasificar en grupos. Suelen ser más importantes en las elongaciones, sobre todo en las que superan el 15% de la longitud inicial del hueso alargado, y a menudo se deben a la ambivalencia obligatoria de los fijadores externos :
  • El fijador externo debe permanecer colocado el mayor tiempo posible para que el hueso se vuelva muy sólido, pero al mismo tiempo,
  • El fijador debe permanecer colocado el menor tiempo posible para que el riesgo infeccioso sea lo más bajo posible.


Infecciosas
Son las más frecuentes. Por regla general, están muy localizadas alrededor de los clavos y se caracterizan por pequeños derrames que responden bien a los antibióticos. Es muy raro que un paciente tenga que volver a pasar por quirófano por la infección de un clavo.


Rigideces articulares
Como los tejidos blandos no se pueden mover fácilmente debido a la presencia de los clavos, pueden aparecer rigideces o disminución de la movilidad de las articulaciones. Normalmente, estas rigideces desaparecen lentamente tras la extracción del fijador externo. A veces hace falta entre 1 y 2 años para que la articulación recupere una movilidad normal.


Desviaciones de eje
Aunque se pueda actuar fácilmente sobre el fijador externo, no es fácil controlar el eje de los huesos. Tras la retirada del fijador, el hueso todavía está en plena actividad de construcción y remodelación, por lo que es más plástico y deformable. A veces se observan desviaciones secundarias por incurvación en el hueso blando. Afortunadamente, estos problemas raras veces requieren una nueva operación. En cambio, suele ser frecuente un período de fijación con yeso tras la retirada del fijador externo para esperar que el hueso se vuelva más sólido mecánicamente.


Fracturas
Son raras (aproximadamente representan un 10% o menos del 10%), pero justifican una fijación transitoria con yeso tras la retirada del fijador externo.


Osteopenia/osteoporosis
Es inevitable y se manifiesta por medio de una descalcificación visible a partir de la radiografía: el hueso se vuelve transparente. Una vez retirado el fijador externo, el hueso recobra una densidad de mejor calidad.
Los rusos del Instituto Ilizarov estudiaron la cantidad total de calcio del organismo en las elongaciones con fijadores externos. La pérdida de calcio representa el 10% del contenido corporal total (100 g). Esto justifica que el paciente deba tomar un suplemento cálcico y vitaminado (Vitamina D) durante toda la elongación.


Lesiones nerviosas o vasculares
Las lesiones pueden ser directas (raras, durante la operación) o secundarias por estiramiento de los tejidos blandos. Generalmente, cuando sucede esto, se interrumpe la elongación o incluso se acorta el hueso alargado y la recuperación se hace progresivamente.


     

Docteur Jean-Marc GUICHET, MD, PhD, Doct Sci - Centre Phocea, 14 Blvd Gustave Ganay 13009 Marseille
Téléphone : +33 (0) 491.777.547 contact@allongement-os-grandir.com