Posibilidades de correccion


¿ Hueso o tejido blando ?
Dependen de la edad del paciente. En efecto, en los niños de corta edad los huesos todavía no están calcificados, todavía son de cartílago. Como el cartílago es relativamente blando, las correcciones realizadas a nivel de las articulaciones para corregir los ejes serán todo un éxito, ya que la forma de los cartílagos se adapta fácilmente. En cambio, a partir de los 5-6 años, las formas de las superficies articulares son fijas (el hueso está formado y calcificado) por lo que no pueden adaptarse. En este caso habrá que recurrir más bien a las osteotomías (secciones óseas) que permitirán reorientar las superficies articulares. El hueso cortado cicatrizará como una fractura y el eje situado entre las superficies articulares se mantendrá, permitiendo conservar la forma del pie obtenida en postoperatorio.
En los niños de corta edad, se optará por una cirugía de los 'tejidos blandos' (tendones, articulaciones, etc.), mientras que en los más grandes se realizará una cirugía "ósea".


Las cicatrices
Las operaciones se realizan a cielo abierto (cicatriz ancha) o de manera percutánea (pequeñas cicatrices). La elección depende de varios parámetros : deformación, medio de fijación, etc.


Los medios de fijación
Entre los medios de fijación utilizados cabe destacar los clavos, las grapas y el yeso cuando se trata de deformaciones moderadas.
Cuando se trata de deformaciones muy importantes, se puede recurrir a los fijadores externos.
Con estos últimos se conseguirán correcciones importantes de forma gradual.


     

Docteur Jean-Marc GUICHET, MD, PhD, Doct Sci - Centre Phocea, 14 Blvd Gustave Ganay 13009 Marseille
Téléphone : +33 (0) 491.777.547 contact@allongement-os-grandir.com