Correcciones posibles


Teóricamente, todos los planos (y deformaciones) son corregibles de manera progresiva por medio de fijadores externos. No obstante, la complejidad de ciertas deformaciones con múltiples angulaciones en lugares diferentes dentro del mismo hueso, hace que la teoría no siempre se pueda llevar a la práctica. Por ejemplo, en el caso del pie, que comprende 3 partes (antepié, mediopié y retropié) con varios huesos, las deformaciones deben corregirse por separado en cada parte. Así, cada parte debe ser corregida en los 3 planos del espacio separadamente, y la relación entre ellas en al menos uno de los planos del espacio, lo que conduce a una corrección global en 3 x 3 + 2 = 11 planos del espacio. Está claro que es difícil tener un fijador externo provisto de 11 "bisagras" (o centros de rotación) que permitan corregir en todos los planos del espacio. Por este motivo, hay que seleccionar los planos más importantes en los que se desean realizar las correcciones.
En los huesos largos, se puede corregir por ejemplo simultánea o secuencialmente el varo/valgo, el flexum/recurvatum, la translación, la rotación y alargar el hueso.
Estas correcciones se pueden hacer progresivamente, pero a veces se opta por realizar uno o dos planos instantáneamente durante la operación y reservar la corrección progresiva a uno o dos planos adicionales.

(Poner el cursor sobre las fotos para conseguir la leyenda)

Paciente con pie bot recidivante muy deformado   El uso de un fijador externo permitió corregir una gran parte de las anomalías y obtener una forma y un eje correctos


     

Docteur Jean-Marc GUICHET, MD, PhD, Doct Sci - Centre Phocea, 14 Blvd Gustave Ganay 13009 Marseille
Téléphone : +33 (0) 491.777.547 contact@allongement-os-grandir.com