La elongación


El procedimiento de elongación permite separar (distraer) las 2 partes óseas para crear un espacio en el que se formará el nuevo hueso. Las maniobras se hacer actuando sobre las tuercas/pernos por medio de llaves, desde fuera del organismo. Por lo tanto, no existe contacto entre la persona que realiza las maniobras y la piel del paciente. Esto hace que el paciente tenga menos miedo que si tuviese que alargar un clavo mecánico (Albizzia, ISKD, etc.), pero en cambio tiene clavos y varillas atravesándole la piel.


El ritmo de distracción para una elongación
En general, la distracción (es decir, la separación del hueso por medio de las maniobras realizadas a nivel de las tuercas) se hace a razón de 1/4 de mm, 4 veces al día. Para conseguir 1/4 hay que dar 1/4 de vuelta a la llave de 10.
El ritmo puede cambiarse en función de la rapidez o la lentitud de osificación (por ejemplo 1/2 mm/día o 1,5 mm/día). Por consiguiente, si el hueso se forma demasiado rápido, se acelerará la distracción, y si el hueso se forma demasiado despacio, se disminuirá el ritmo de distracción.
El ritmo de 1 mm/día garantiza la ausencia de lesiones en los nervios y tejidos blandos. En efecto, a este ritmo los riesgos son muy bajos.
Ciertos aparatos (como los motores eléctricos utilizados en Rusia) crean ritmos mucho más progresivos (de 60 a 300 veces por día) y permiten aumentar la distracción a 1,5 o incluso 2 mm/día obteniendo una calidad ósea excelente y haciendo que el riesgo sobre los tejidos blandos sea equivalente al de una distracción de 1 mm obtenida en 4 veces.


El ritmo de distracción para una corrección compleja
En caso de corrección angular, en función de la distancia entre el fijador y el hueso, a veces se podrán alargar ciertas barras aunque para ello será necesario acortar las barras del otro lado varios mm/día. Esta corrección a nivel del fijador se corresponde con una corrección absoluta más reducida a nivel del hueso. Si un hueso tiene 2 cm de diámetro, pero las barras laterales están situadas a 10 cm del hueso, el alargamiento de 1 cm de una barra y el acortamiento de 1 cm de la barra del lado opuesto, sólo se corresponderá con 1 mm en la superficie externa del hueso, y con 4 mm a nivel de los tejidos blandos situados a 4 cm del centro del hueso. El cirujano es la única persona que puede explicarle el ritmo que es necesario en su caso.

(Poner el cursor sobre la foto para conseguir la leyenda)

Esquema en el que se muestra la relación entre la distracción o compresión existente entre las barras de los aros de un fijador externo y la distracción o la compresión del hueso a nivel de hueso.


El sentido de distracción
En las elongaciones simples, la distracción se efectúa estirando el fijador. Habrá que comprobar bien el sentido en que deben girarse las tuercas para no engañarse y provocar una compresión.
En las correcciones complejas, unas barras se pueden alargar a un cierto ritmo y otras pueden acortarse o alargarse a otro ritmo distinto (por ejemplo : fijadores del pie). Para que no haya equivocaciones, puede poner un esparadrapo con una flecha y un número en ellas. Anotando el ritmo de cada barra (con el número en el esparadrapo) en un carné de seguimiento conseguirá evitar posibles confusiones.


     

Docteur Jean-Marc GUICHET, MD, PhD, Doct Sci - Centre Phocea, 14 Blvd Gustave Ganay 13009 Marseille
Téléphone : +33 (0) 491.777.547 contact@allongement-os-grandir.com