Historia


El clavo de elongación fue inventado por el Doctor Jean-Marc Guichet cuando todavía era Residente en Cirugía Ortopédica, en colaboración con su maestro, el Profesor Paul Marie Grammont, en el Hospital Clínico Universitario de Dijon, Francia, en 1987 (La página de referencia de las publicaciones).



Clavo Albizzia




Prototipo de clavo Albizzia


Sin embargo, no se trataba del primer intento de clavo de elongación. En efecto, el Profesor Robert Judet ya había diseñado uno. Se trataba de un tornillo que atravesaba la piel y permitía obtener la elongación progresiva en postoperatorio. Las considerables complicaciones infecciosas (el tornillo atravesaba la piel y penetraba directamente en el canal medular óseo) hicieron que se abandonase su empleo. (Judet R. [Presentation of the distractor for limb bone lengthening]. Chirurgie 1971 Nov 10;97(11):777-8).

El único clavo mecánico de elongación que se utilizó durante varios años, fue el del Profesor Bliskunov, de Sinferopel, en Rusia. Bliskunov utilizó su clavo en más de 100 pacientes. Su fallecimiento puso fin al desarrollo de su clavo que era demasiado costoso para Rusia. (Ir a las publicaciones del Profesor Bliskunov). Hoy en día todavía hay algunos cirujanos en Rusia que utilizan este clavo.



Clavo de Bliskunov


En Alemania, Betz y Baumgart, diseñaron un clavo electrónico que a penas empieza a difundirse fuera de dicho país.

El clavo de Dean Cole (ISKD, Orthofix) también permite un alargamiento progresivo por medio de pequeños movimientos giratorios, pero el ritmo de distracción no se puede adaptar con precisión. Este clavo está empezando a difundirse sobre todo en EE.UU.



Clavo ISKD de Cole


El clavo Albizzia ha sido desarrollado y actualmente se comercializa en unos 30 países. Hasta el momento ya se han implantado más de 2000 clavos. El Doctor Guichet continúa haciendo evolucionar los aspectos gracias a la invención de un clavo Albizzia-3D, para realizar correcciones tridimensionales, y de un clavo para acondroplásicos que permite realizar elongaciones de 8 a 10 cm con clavos de 21 cm de longitud. También ha desarrollado un clavo tibial y un clavo humeral.

El clavo también cuenta con una versión electrónica, pero no se dispone de suficiente apoyo financiero para terminarlo y someterlo a pruebas. Cualquier patrocinador será bienvenido.

De izquierda a derecha, los Doctores: Paley (Baltimore), Baumgart (Munich), Shevskov (Kurgan), Cole (Orlando), Soubeiran (Paris), Guichet (Marseille) y Herzenberg (Baltimore).



     

Docteur Jean-Marc GUICHET, MD, PhD, Doct Sci - Centre Phocea, 14 Blvd Gustave Ganay 13009 Marseille
Téléphone : +33 (0) 491.777.547 contact@allongement-os-grandir.com