Planificacion de las estancias hospitalarias


Preoperatorio
La evaluación inicial se debe realizar tan pronto como el paciente manifiesta la intención de someterse a una elongación quirúrgica. Dicha evaluación permitirá establecer la preparación (entrenamiento muscular), evaluar los riesgos de complicación para prevenirlos y determinar las modalidades prácticas con el paciente.

En caso de que el paciente vaya a someterse a una elongación bilateral, 6 ó 4 semanas antes de la operación habrá que extraerle sangre (autotransfusiones programadas). En caso de que sea necesaria más sangre, se procederá a una segunda extracción 2-3 semanas antes de la operación. Este período preoperatorio deberá desarrollarse cerca del centro de autotransfusión y del hospital donde se vaya a realizar la intervención. Esto permitirá realizar la puesta a punto del paciente, igual que se hace con los coches de Fórmula 1 antes de la carrera. La hospitalización no es necesaria. Si el paciente vive en Francia, podrá ir y volver del centro hospitalario a su casa. Si vive en el extranjero, lo más conveniente es que se instale en Francia durante las 4-6 semanas preoperatorias.


La operación y la elongación
El paciente ingresa en el hospital quirúrgico la víspera de la operación y permanece en él de 5 a 7 días. Luego, si vive cerca y cuenta con ayuda familiar, podrá volver a su casa. De lo contrario tendrá que pasar unos 10 días en un centro de convalecencia, lo que le permitirá recuperar un mínimo de autonomía (ir al baño, moverse en un apartamento, etc.). Pasado ese tiempo, si es extranjero, o incluso francés, podrá abandonar el centro de convalecencia, pero deberá quedarse cerca de su cirujano y del centro hospitalario donde lo hayan todo el tiempo que dure la fase de elongación (al menos unas 6-8 semanas). Podrá alojarse en un hotel o en un hospedaje rural, pero tendrá que contar con la ayuda de otra persona para las compras y los desplazamientos (gimnasio, piscina, etc.). Normalmente, el paciente puede conducir a partir de la 4a o 5a semana. En caso de elongación importante (7-10 cm), no es recomendable que el paciente se quede solo en su casa.
Así, en caso de una elongación bilateral de 5-8 cm, el paciente deberá quedarse cerca del hospital quirúrgico durante 3-6 semanas antes de la operación y 1,5-2,5 meses después de la operación.

Al final de la elongación (contar un milímetro por día), el paciente podrá volver a su casa en coche, tren o avión.

En las elongaciones monolaterales, la autonomía se recupera más rápido y las consignas son menos estrictas.


Seguimiento tras la elongación
Hay que efectuar controles radiográficos regularmente (cada 3 ó 4 semanas).

También hay que hacer un control clínico una vez finalizada la osificación.

Los clavos se suelen sacar 1 ó 2 años después de la operación. Esta intervención se puede hacer en ambulatorio (1 día de hospitalización) o en hospitalización estándar (2 a 3 días de hospitalización). El paciente puede volver a caminar justo después, pero no debe practicar deporte inmediatamente, salvo consentimiento del cirujano.
La retirada de los clavos es necesaria para evitar una corrosión catalítica a muy largo plazo y para permitir que el hueso recupere todas sus capacidades mecánicas.


     

Docteur Jean-Marc GUICHET, MD, PhD, Doct Sci - Centre Phocea, 14 Blvd Gustave Ganay 13009 Marseille
Téléphone : +33 (0) 491.777.547 contact@allongement-os-grandir.com