El problema de los padres


Muchos de los padres que tienen un niño con deformaciones, enanismo o secuelas traumáticas ven a este niño con respecto a ellos mismos y a la imagen ideal que les gustaría tener de él.

Esto induce a que se tomen decisiones que implican consecuencias graves para el niño. Hay que aprender a aceptar al niño tal como es físicamente. El hecho de "normalizar" la talla de un niño acondroplásico, no hará que se normalicen varios estigmas físicos de la acondroplasia (cara, miembros superiores, etc.). Si lo que pretenden los padres es tener "un hijo perfecto" (con respecto a las normas) deben tener claro que sólo se modificará el parámetro talla, los demás parámetros físicos serán incambiables. Lo que simplemente deben ver estos padres es que sus hijos ya son perfectos... psíquica y afectivamente.


     

Docteur Jean-Marc GUICHET, MD, PhD, Doct Sci - Centre Phocea, 14 Blvd Gustave Ganay 13009 Marseille
Téléphone : +33 (0) 491.777.547 contact@allongement-os-grandir.com