Rodilla


El soporte articular/óseo
Ciertas anomalías están relacionadas con defectos de crecimiento de las superficies articulares y de su soporte óseo. Cabe señalar las hipoplasias de uno de los cóndilos del fémur que puede provocar una desviación en valgo o en varo, dependiendo del cóndilo en cuestión. Existen técnicas cuyo objetivo es corregir las hipoplasias de un cóndilo (por ejemplo las osteotomías femorales intercondíleas con reducción de la rotación del cóndilo lateral).
La parte anterior del cóndilo también puede ser hipoplásica, por ejemplo a nivel del cóndilo lateral. Esto provoca un defecto de la tróclea femoral que puede ser demasiado abierta, lo que puede dar lugar a luxaciones de rótula.
El desarrollo óseo longitudinal se produce con un movimiento asociado de torsión ósea. Es importante conocer la parte de culpa de cada elemento en un trastorno de eje. Por ejemplo, un fuerte genu varo con una torsión excesiva de fémur podrá ir acompañada de un enrollamiento hiperplásico del cóndilo lateral, dando lugar al cierre del ángulo entre las dos facetas posteriores de la rótula.

  


Imágenes sobre : Genu varo con torsión excesiva de los fémures (síndrome de cuádruple torsión) de 40° y cóndilos laterales sin hipoplasia, pero con hiperplasia (ángulo entre las dos facetas articulares de 110°, en vez de uno normal más importante de aproximadamente 140°).

A veces, en las hipertorsiones femorales que presentan el mismo tipo de anomalía en genu varo, en caso de hipoplasia relativa del cóndilo lateral, se puede dar un defecto de enrollamiento del cóndilo lateral, lo que conducirá a una abertura del ángulo entre las dos facetas de la rótula, y por consiguiente, a un riesgo de luxación o a una subluxación lateral de la rótula. La rótula "resbalará" hacia el lado del cóndilo.
Por supuesto, estas variaciones anatómicas del tejido óseo y de las articulaciones suelen ir acompañadas de anomalías de los tejidos blandos, por ejemplo de una hipoplasia del vasto medial del cuadríceps (fascia del cuadríceps que se encuentra en la parte interna y superior de la rodilla).
Una evaluación rigurosa de las anomalías anatómicas y funcionales causantes de cualquier trastorno de eje permitirá realizar un tratamiento "a medida", adaptado a cada caso, asociando correcciones óseas y de tejidos blandos.


Los ligamentos
Los ligamentos cruzados de la rodilla (anterior LCA y posterior LCP) pueden estar ausentes congénitamente. En este caso, la rodilla es inestable. Esto no impide caminar o incluso practicar determinados deportes, pero provoca una degradación progresiva de la rodilla durante el crecimiento. Al principio, la movilidad puede ser normal, pero al final del crecimiento puede verse reducida. En efecto, la rodilla inestable alrededor del centro de rotación de los ligamentos cruzados tenderá a resbalar mucho, como una "pastilla de jabón", dando lugar a un aplanamiento de los cóndilos femorales. Los cóndilos van perdiendo gradualmente su forma redondeada y, a menudo, la tibia tiende a formar una neo-articulación posterior.
En el niño pequeño, las superficies articulares son cartilaginosas y por consiguiente, fácilmente remodelables. La ausencia de los ligamentos no permite una remodelación de tipo "esférica" entre el fémur y la tibia. Cuando el cartílago es sustituido por hueso, la forma adquirida no se puede modificar.
En caso de ausencia de ligamentos cruzados, es conveniente reconstruirlos (plastia de ligamentos). En el niño se puede realizar mediante intervención quirúrgica directa o mediante artroscopia.

(Poner el cursor sobre las fotos para conseguir la leyenda)

Rodilla con ausencia congénita de los dos ligamentos cruzados. Obsérvense las deformaciones de la parte redondeada de los cóndilos femorales y la deformación global de las superficies articulares   Rodilla normal


Imaginas bajo : Paciente con ausencia congénita de los ligamentos cruzados. Pruebas de inestabilidad en "cajón".

(Poner el cursor sobre las fotos para conseguir la leyenda)

Posición normal reducida de la inestabilidad de la rodilla   'Cajón anterior' de la rodilla (se tira de la tibia hacia delante). Obsérvese la translación de la tibia que demuestra la inestabilidad de la rodilla.   Rodilla de perfil en la que se muestra el emplazamiento ideal de una plastia del ligamento cruzado anterior para evitar la translación obtenida en la imagen central


     

Docteur Jean-Marc GUICHET, MD, PhD, Doct Sci - Centre Phocea, 14 Blvd Gustave Ganay 13009 Marseille
Téléphone : +33 (0) 491.777.547 contact@allongement-os-grandir.com